Gestación subrogada · Áncora Abogados.

No hay nada más frustrante que querer un bebé y no poder tenerlo.

Afortunadamente, hay mujeres que están dispuestas a ayudarte a través de la gestación subrogada.

gestacion-subrogada-asesoramiento-legal

Antes de nada, es importante que sepas que este es un proceso que se desarrolla en el extranjero, allí donde es legal hacerlo. En España, de momento al menos, no lo es.

En mi despacho, aunque no somos intermediarios, ni una agencia, ni médicos, contamos con una red de contactos y colaboradores de confianza (independientes) en los países en los que se lleva a cabo la gestación subrogada.

Y si surge algún problema allá, siempre que esté justificado, me remango para solucionarlo.

La primera consulta no cuesta nada

Verás, el año del confinamiento hubo un problemón…

Esta historia te interesa porque tiene relación con una agencia americana contra la que ya hay 5 demandas de españoles. Me enfrenté a una situación bastante fea para sacar al bebé de un cliente en Estados Unidos.

Este señor contrató a una agencia que le vendió un “todo incluido”. Era el mes 7 de embarazo de su gestante cuando él se puso muy enfermo. Pero enfermo, enfermo. Con riesgo extremo para su vida, y prohibición absoluta de poder viajar o desplazarse más allá de ir a la panadería debajo de su casa. Y ya le estaban intentando sacar dinero.

Esto sucedió en California. Allí hay una sentencia prenacimiento que establece  que el padre de intención lo es antes de que el bebé nazca. Todo parece muy seguro. Me puse en contacto con su agencia allí. La responsable  me dijo que había que pagar más porque la sentencia prenacimiento no estaba incluida. Que si no le daba el dinero no iba a hacer para que esta sentencia saliese.

Volví a revisar el contrato y ponía que sí, que estaba incluida. Yo le decía que no habría más dinero si no estaba justificado. Y ella me respondía que no habría bebé, que llamaría al FBI. Y eso era lo que yo quería, porque si el FBI entra ahí, tendría mucho que rascar. Además, temíamos por la gestante, con la que no podíamos contactar. Mira si era un engaño que estábamos en octubre, la señora me decía que la gestante estaba de parto, y la niña nació a finales de diciembre.

Pero, ¿cómo conseguí resolver este embrollo desde España? A la gallega. 

Me puse en contacto con el abogado, que no tenía ninguna gana de ayudar, y conseguí, por aburrimiento, que presentase la documentación que permitiría obtener esa sentencia. Lo llamaba por la mañana, por la tarde… ¿La tienes?, ¿la tienes?, ¿me mandas una copia?, ¿la tienes?, ¿la tienes?… Al final la presentó. 

Mandé a una persona a la Corte de San Diego y consiguió que la sentencia prenacimiento saliese antes del parto. Porque si no lo conseguíamos, el bebé nacía hijo legal de la gestante. Y ahí, nos tendrían en sus manos, a mi cliente y a la propia gestante. También mandé a una amiga a la maternidad, a hacerse cargo del bebé, con un poder especial para ello. Hizo toda la documentación y tuvo a la niña con ella en su casa durante mucho tiempo hasta que pudimos sacarla de Estados Unidos. 

Pero la sacamos.

Como ves, a veces, situaciones desesperadas requieren soluciones desesperadas.

En mi despacho, tratamos de ponerle remedio al problema antes de que exista. Es decir, trabajamos para que la situación desesperada no se nos plantee.

Habitualmente, las situaciones desesperadas llegan desde procesos o pleitos iniciados sin nuestra intervención.

En los 25 años que llevamos en esto, nos ha dado tiempo a resolver más de 3.000 casos entre gestación subrogada, adopción internacional y derecho de familia.

  1. Tendrás la tranquilidad y la confianza de ponerte en manos de profesionales que conocemos a la perfección el ámbito de la gestación subrogada. Sabemos el terreno que pisamos.
  2. Podrás despreocuparte de todo el papeleo para centrarte en lo emocional, que es lo más importante en estos procesos.
  3. Nos sentirás siempre presentes. Conocerás todas las fases del proceso y los posibles problemas que se puedan presentar en tu caso particular.
  4. Podrás contemplar todas las opciones posibles dentro del proceso según tu modelo familiar y tus circunstancias personales. No tienen las mismas necesidades ni opciones familias con un solo papá o mamá, un matrimonio heterosexual o una pareja homosexual.
  5. Sabrás en todo momento a qué te enfrentas según la opción que escojas para construir tu familia por gestación subrogada.
  6. Estarás preparado para el peor de los escenarios, aunque lucharemos para que no tengas que afrontarlo.
  7. Y estaremos atentos contigo para que la persona que te ayuda, tu gestante, se encuentre en el mismo plano, reconocida en sus derechos e íntegramente protegida.

Por cierto, hay algo que debes saber. No todo vale, hay líneas rojas que no pisamos.

No toleramos procesos descompensados e irrespetuosos, la normativa debe ser respetada. Y la mujer gestante también, absolutamente.

Las sorpresas serán las menos, ya que nos anticipamos a los problemas y tenemos siempre prevista una solución, o una salida para resolverlos. 

Cumplirás el sueño de ver crecer  tu familia de forma legal sea cual sea tu modelo familiar. Creemos en la necesaria libertad regulada de las personas para todo, incluso para construir su familia como les parezca.
Conseguirás el reconocimiento de tus hijos como lo que son (tuyos) al volver a España.
Tendrás la seguridad de comenzar el proceso de gestación subrogada en el país que reúna  las mejores garantías y condiciones para tu caso particular.
Tendrás la tranquilidad de contar con profesionales de confianza en el país de destino.
gestacion-subrogada-ana-miramontes-abogados

Hemos asesorado legalmente procesos de gestación subrogada y tenemos red de colaboradores de confianza en Ucrania, Grecia, Sudáfrica, Canadá, Estados Unidos, México, Colombia, Argentina y Australia.


  1. Estarás siempre protegido como familia, tanto en el país de desarrollo del proceso de gestación subrogada como en España.
  2. Tendrás la seguridad de tener bajo control todos los documentos, tanto en el país de destino como aquí. Supervisamos todo el papeleo, tú concéntrate en lo importante.
  3. Pelearemos legalmente para que disfrutes de los derechos y prestaciones que corresponden a cualquier familia, faltaría más.
  4. Contarás con apoyo psicológico y de gestión de emociones en caso de necesitarlo. Colaboramos con profesionales independientes con los que seguir tu caso de forma coordinada.

Entonces, ¿conseguiré tener un bebé por gestación subrogada sea cual sea mi situación personal y registrarlo legalmente en España como hijo mío?

Depende de muchas cosas, pero casi todos los casos que pasan por nuestras manos lo consiguen. Aunque lo mejor es que hablemos…

La primera consulta no cuesta nada

Me imagino que tendrás unas cuantas preguntas…

Te contesto a las más comunes.

¿Cuánto voy a tardar en tener a mi bebé?

No soy adivina. Depende de muchas cosas. Tengo gente que en 11 meses ha vuelto con un bebé y gente que 5 años más tarde lo consigue. Lo que sí puedo decir es que casi todos, salvo que pongan limitaciones, acaban teniendo un bebé. Pero cuándo será, eso no te lo puedo decir.

¿Cuánto me va a costar?

No puedo hacer un presupuesto cerrado porque mi trabajo depende mucho de cómo se desarrolle el procedimiento. 

Mis  honorarios por procedimiento parten de los criterios orientadores de los colegios profesionales. Te daré un presupuesto desglosado, pero si surge un problema no previsto que se sale de lo que estaba incluido hay que añadirlo. 

Para que lo entiendas mejor, te pongo un ejemplo. Si en unos grandes almacenes quieres unos zapatos, los compras. Si después quieres unos calcetines, los compras y pagas nuevamente por ellos.

Debes saber que los servicios de terceros (como notarios o procuradores) no están incluidos en nuestros honorarios.

¿Pueden perjudicarme los cambios legales?

Tengo siempre presente esta frase de caperucita: que viene el lobo.

Es decir, parto de que de repente el Gobierno hace una prohibición o deja de querer inscribir bebés nacidos por gestación subrogada. Y me planteo esa posibilidad no deseada como una realidad. Eso nos permite anticiparnos al problema y tener ya prevista la posible o posibles salidas para resolverlo. 

O lo que es lo mismo, trabajamos aplicando el principio del “derecho preventivo”.

¿Cuánto tiempo voy a tener que estar en el país de destino?

Depende.

Si tienes un niño prematuro que nace a los 7 meses, a lo mejor te tienes que quedar un poco más. O si hay algún tipo de contratiempo, también se alargará tu estancia.

La media en Canadá es de 1 mes; en Estados Unidos, 1 mes más o menos también; en Ucrania casi 2 meses; y en Georgia casi mes y medio o 2 meses. 

Depende del sitio, depende del momento y depende de muchas cosas.

¿Estaré en buenas manos si inicio mi proceso de gestación subrogada con vosotros?

Eso solamente lo puedes saber tú.

Pero desde luego, si quieres iniciar un proceso de gestación subrogada y buscas asesoramiento legal y acompañamiento personalizado, desde la cercanía y la comprensión, que facilite las cosas y anticipe todas las dificultades que se puedan presentar. Y que si se presentan, no duden en luchar por resolverlas…

Sí, estarás en buenas manos, pero lo mejor es que hablemos.

Puede que estés pensando que la historia que te contaba al principio de esta página es un caso extremo y aislado.

Pero la realidad es que no. Por desgracia, en los procesos de gestación subrogada, con todas las dificultades legales que implican, el guión puede dar un giro inesperado en cualquier momento. Y si no, que se lo digan a Isaac. Te lo cuenta él mismo…

Cuando conocí a Ana Miramontes me encontraba en una situación de estafa por parte de una empresa de maternidad subrogada aquí en España. No podía encontrar cómo salir de la situación, y mi deseo de ser padre pasó a segundo lugar por la situación límite en la que me encontraba: iban a quedarse con mi dinero y sin nada de lo que me prometieron.

Gracias a que me ayudara a salir de esta situación y haberme puesto en contacto con la maternidad subrogada ética, ha hecho que actualmente me encuentre con mi pequeño de 8 meses por fin entre mis brazos.

El asesoramiento legal en la gestación subrogada es clave y absolutamente necesario para ir cubierto a un país extranjero que se rige por sus propias leyes, pero es indispensable porque además salimos de un país en el que está considerado un delito. 

Gracias a Ana pude ir a buscar a mi hijo en plena pandemia COVID19 y con el país cerrado, hablando directamente con el cónsul para conseguir el permiso que me permitiera entrar en el país con las fronteras cerradas. Posteriormente a tener el niño en Canadá, haber conseguido inscribirlo en el registro civil de Toronto, haber conseguido el libro de familia y estar tramitando por mi cuenta el DNI y pasaporte de mi hijo aquí en España. Siempre con el asesoramiento legal y humano en todo momento. 

Con Ana estás asesorado de la realidad con la que te vas a encontrar, y parte siempre de un talante muy humano, que en mi caso -padre soltero- he agradecido infinitamente. 

Quiero especificar que cuando me encontraba viviendo la estafa en la primera empresa de gestación subrogada, ella me asesoró en todo. En ese proceso nunca me quiso cobrar nada, ya que ella consideraba que de hacerlo, estaría favoreciendo el negocio de lo que ella consideraba (y yo ratifico) la gestación subrogada no ética.

Sencillamente, quería ayudarme a salir de lo que ella consideraba una verdadera estafa, además de un abuso y una muy mala publicidad para lo que debía ser una cosa completamente diferente. Conocer este matiz a partir de ella y de su verdadera actuación en mi conflicto, me cambió la vida por completo.

Recomiendo trabajar con Ana a cualquier persona que quiera tener un hijo/a por gestación subrogada. Porque yo he conocido las dos caras que pueden existir en este mundo, y la de Ana Miramontes de Abogados Áncora es, sin duda, la que lo hace de forma totalmente ética y con unos valores totalmente humanos. 

Porque es una experta y una valiente luchadora que no se rinde. Y porque gracias a ella he conocido a todxs lxs que me han acompañado en el viaje más maravilloso de mi vida. Que me ha traído lo que deseo desde que tengo uso de razón: mi hijo Nathan, ante todo. Pero también los regalos infinitos que me he encontrado en el camino por el que ella me mostró, como son Laura, la también experta y mi fiel acompañante en toda esta gran aventura; Vanessa, el increíble ángel gestante; y Sarah, la maravillosa donante. ¡Me las llevo a todas para toda mi vida!

Isaac Alcayde

Padre de N.
gestacion-subrogada-ancora-abogados

Si como Isaac, tú también quieres vivir la experiencia más maravillosa de tu vida

No pagas nada por esta primera consulta

Call Now Button